XII CURSO DE VERANO DE LAS UNIVERSIDADES DE LEÓN Y DE VIGO
Mostrando entradas con la etiqueta ORDOVICICO. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ORDOVICICO. Mostrar todas las entradas

sábado, 29 de julio de 2017

Neseuretus: un trilobites fuerte y cosmopolita de los mares del Ordovícico.

Neseuretus es un género de trilobites típico del periodo Ordovícico Medio de la península ibérica y a nivel europeo y mundial. Se diferencia de otros géneros por ser bastante alargado (elevado número de segmentos torácicos) y por su cefalón acabado en un morro muy prominente con el que excavaba los sedimentos de los fondos marinos. Por su abundancia y su típica forma recibe distintos nombres según las regiones. En Europa hay dos lugares característicos: Inglaterra, donde se les conoce como "coffin" o la Bretaña Francesa donde se les conoce como "cercueil". En ambos casos el nombre hace referencia a la típica forma de ataúd que presentan.


Este ejemplar casi completo pertenece a los Montes de Toledo, zona privilegiada de la península, rica en trilobites de este periodo.

En El Bierzo podemos encontrar algunos restos de este trilobites , en ocasiones piritizados, y muy metamorfizados por la acción tectónica. En este caso vemos el molde externo de un cefalón de Neseuretus tristani prodecente Los Ancares mostrando su típico "morro".
En esta imagen superior puede verse con claridad el típico morro redondeado de N.tristani.
Su longitud y flexibilidad hace de ellos unos buenos nadadores y por ello se extendieron por los mares de la plataforma continental perigondwánica.
En muchas ocasiones aparecen semiflexionados o completamente arrollados (estilo Phacops). En El Bierzo aparecen ejemplares piritizados pero posteriormente limonitizados, por lo que el interios se ha perdido dejando los moldes.
Hay otras zonas de la península donde se encuentran con cierta abundancia, como es el caso de los Montes de Toledo.
Otros lugares menos conocidos son Guadalajara (Molina de Aragón), Extremadura o Salamanca, como este ejemplar de la sierra de las Quilamas, que aparece flexionado:


En Portugal este género aparece sobre todo en  Valongo, lugar privilegiado por la variedad y calidad de los trilobites de este periodo, que aparecen típicamente deformados:

En Montes de Toledo (Nava de Estena) podemos ver una reconstrucción gigante de Neseuretus, concretamente en el Parque Natural de Cabañeros, un paraiso del turismo geológico en expansión por nuestra península:


domingo, 26 de febrero de 2017

RIPPLE-MARKS EN PONFERRADA: eliminadas las pintadas, ya se pueden contemplar sin interferencias.

Esta semana operarios del ayuntamiento de Ponferrada han retirado los grafittis que afeaban este muro. Hay que agradecer al concejal Roberto Mendo y a su equipo el interés que se ha tomado y su sensibilidad en asuntos geológicos. De esta manera podemos contemplar al principio del parque de La Concordia las huellas de un antiguo mar Cámbrico, que son una muestra milagrosamente presevada del más antiguo suelo sobre el que se asienta la ciudad de Ponferrada.


Los detalles de las rizaduras pueden verse sin restos de pintura:



domingo, 10 de julio de 2016

CURSO DE VERANO ANCARES 2016: CAMINANDO POR LA LEITOSA Y DESCIFRANDO GRAPTOLITOS.

Este sábado 9 de julio y con un día espléndido hemos visitado el bello paraje de la vieja mina de oro romana, hermana gemela de Las Médulas: La Leitosa. Las universidades de León y de Vigo han querido subrayar su importancia al plantear su día de campo del curso de extensión universitaria de este año en este lugar, a los piés de Los Ancares.

La visita comienza por el mirador Do Rego, donde se obtiene la vista panorámica de la explotación romana. Allí Paco Arias explicó los detalles técnicos de la explotación romana. 

Uno de ellos es el antiguo aljibe donde se almacenaba el agua para lanzarla por los surcos o caborcos:
Más adelante se continuó por el borde superior de la mina rumbo al siguiente mirador.
Tras una pequeña subida se accede al Mirador de Las Traviesas, que permite contemplar la zona opuesta de la explotación.


La ruta guiada continuó hasta el siguiente punto, antigua montera de hierro donde se extrajo mineral  para la fábrica de armas de La Somoza. El mineral de hierro aparece formando óxidos como limonita y goethita. Fue el punto elegido donde expliqué la importancia de los yacimientos de graptolitos de Los Ancares, algunos de los cuales están próximos y pertenecen a los periodos Ordovícico y Silúrico de la Era Paleozoica. 

A continuación descendimos hacia la base de la explotación, donde pueden observarse los conglomerados auríferos.....
Que al ser explotados daban lugar a grandes cantos rodados que había que eliminar a mano y se dejaban en montones llamados murias.
Más abajo continúa la visita guiada donde Paco explicó los barrancos de escorrentía o caborcos y el enorme movimiento de tierras que supuso esta gran obra de ingeniería romana.
Y al final del trayecto llegamos al punto final, donde se encuentran los restos de la antigua herrería de La Somoza, constuida justo antes de la Guerra de la Independencia y que nunca llegó a estar en activo. Allí el profesor de Historia  Carlos Fernández, de la Universidad de León, dio una magnífica conferencia sobre la importancia de esta antigua instalación estratégica y sus avatares históricos.


Allí pudimos ver cómo el Rector de la Universidad de Vigo y Josefina Garrido (codirectora del curso junto con Carlos Fernández) escuchaban atentamente las explicaciones a la sombra del robledal.
A continuación y gracias a la Asociación BurVal de Villafranca una magnífica paella y unas cervezas frescas tiradas al más puro estilo de la taberna hicieron las delicias de todos los asistentes. Hay que destacar el trabajo magnífico de esta asociación que lleva edición tras edición apoyando con su trabajo discreto pero imprescindible este evento que sin su colaboración no sería lo mismo. Igualmente hay que decir de los voluntarios de Cruz Roja, que siempre están prestando asistencia sanitaria cuando se precisa.
Después de la comida el experto bateador Sito hizo una demostración bateando los propios materiales auríferos de La Leitosa.
Y se obtuvieron algunas pajuelas de oro, con lo que se demuestra que estos sedimentoa aún son auríferos. También mostró oro bateado durante años y procedente de otras localidades bercianas, para deleite de todos.
Y para finalizar, una foto que demuestra que las jóvenes generaciones muestran interés por su entorno y dedican parte de su verano a aprender y vivir experiencias nuevas. Esta simpática foto con el Rector (Tano) va para ellos, que son el futuro.

miércoles, 16 de septiembre de 2015

GRAPTOLITOS: escritos en piedra

Los graptolitos son unas extrañas formas de vida que vivieron hace millones de años en los mares del Paleozoico, es decir hace unos 400-500 millones de años.  Eran formas de vida coloniales que se desplazaban con ayuda de las corrientes marinas. Estaban formadas por unos tubos o tecas, habitada cada una por un individuo. Las tecas se alinean formando un rhabdosoma, que puede ser simple o formado por varias ramas o estipes.
En Los Ancares pueden encontrarse yacimientos del periodo Ordovícico (unos 450 millones de años) ricos en graptolitos, el más típico de los cuales es Didymograptus murchisoni, que tiene  la forma de una pinza de depilar:


Es un rhabdosoma compuesto por dos estipes dentadas, y que se suelen encontrar agrupados o sueltos.


En algunos ejemplares las tecas están muy marcadas y aparecen piritizadas:


Asociado a los graptolitos se pueden encontrar restos de trilobites como el molde externo de este pigidio de un trilobites tipo Neseuretus, que suelen aparecer parcialmente enrrollados y desarticulados.


Los graptolitos aparecen de color blanco o piritizado sobre el fondo negro de la pizarra y parecen auténticas  letras, como este doblete de Didymograptus en "W":


miércoles, 20 de agosto de 2014

EL GRAN TEATRO DE LAS ROCAS III: los secretos del Teleno, el Olimpo de los dioses.

Puede verse desde muchos kilómetros de distancia, como un auténtico faro en los mares de Castilla. En realidad es como una gigantesca pirámide escalonada, visible desde la lejanía cuando sus cumbres nevadas señalan la llegada de los primeros fríos invernales. Esta gigantesca masa compuesta por cuarcita armoricana se formó en los mares ordovícicos hace unos 450 millones de años y marca la máxima altura de los montes Aquilianos en la Sierra del Teleno. Su recorrido es largo y complicado y lleno de sorpresas: requiere atravesar interminables canchales de durísima cuarcita. Ya en las primeras elevaciones podemos contemplar un paisaje dominado por antiguos valles glaciares...


De vez en cuando los canchales son atravesados por un canal romano que lleva agua a Las Médulas u otras explotaciones auríferas... El Teleno está repleto de obras romanas destinadas a la minería del oro, no podía ser menos dado su carácter divino...


La cuarcita alcanza en las cumbres su máxima plasticidad de formas y colores, producto de la erosión secular...grandes espinazos rocosos...


Rocas solitarias que se enfrentan al paisaje...


A veces las formaciones imitan un castillo roqueño o una fortaleza incaica que se recorta en el horizonte...


El agua en estado de roca también contribuye al espectáculo...¿Quién podría imaginar un gigantesco iglú atravesado por un arroyo serrano?. Pues aquí puede verse desafiando los calores estivales y mostrando su arquitectura, vago recuerdo de antiguos glaciares...




domingo, 15 de junio de 2014

RIPPLE MARKS: TRAS LAS HUELLAS DEL SUPERCONTINENTE DE GONDWANA

Hace la friolera de unos 500 millones de años un gigantesco continente bautizado como Gondwana se situaba ocupando gran parte del hemisferio sur: es el periodo Ordovícico. Era un continente de dimensiones gigantescas formado por Africa, parte de Europa, Sudamérica, Australia, India, Antártida y la península Arábiga. El Ordovícico fue el periodo geológico con más continentes en el hemisferio Sur. Este gran tapón continental acaparó el polo Sur provocando una gran glaciación. En algún punto de la costa de este gigantesco continente se encontraban territorios que forman la actual península Ibérica. En las playas de esos mares antiguos se formaban huellas de oleaje que quedaron al retirarse las mareas, al igual que ocurre en los mares actuales.


Estas huellas del oleaje sobre la arena de las playas que quedan "fosilizadas" y  se llaman "ripple marks". En el Bierzo pueden encontrarse en diversos lugares pero es en La Cabrera y concretamente en Llamas de Cabrera donde pueden verse unas planchas de pizarras mostrando estas marcas de olas.

domingo, 1 de junio de 2014

BATEANDO AL ESTILO TRADICIONAL PARA EL PROGRAMA " AQUÍ LA TIERRA" DE TELEVISIÓN ESPAÑOLA

El pasado jueves 29 de mayo a las 8, 30 h  se emitió por la primera cadena de Televisón Española un reportaje sobre bateo de oro en el Sil "a la vieja usanza". Nuestros bateadores de siempre, encabezados por Paco Arias explicaron cómo se realiza un bateo  en el río Sil. Como en el programa anterior de "España a ras de cielo" el hijo de una aureana de Pumares relata con detalle el proceso y materiales tradicionales del bateo, tal y como se realizaba a la vieja usanza. Para más información pincha en los siguiente enlaces:





jueves, 27 de marzo de 2014

CRUZIANAS: tras las huellas de los trilobites...

Los trilobites son unos invertebrados enigmáticos relegados al pasado geológico y al registro fósil. A veces podemos ver sus restos fosilizados pero otras muchas veces lo que en realidad vemos son las huellas de su paso sobre los finos limos del fondo marino. El  movimiento de sus apéndices va formando un surco sobre el fondo marino. Cuando este surco se rellena por sedimentos da lugar a un contramolde carterístico....





En las faldas del Catoute pueden encontrarse cruzianas del periodo Ordovícico sobre cuarcitas, algunas de ellas de grandes dimensiones, como estas que me envía mi amigo Nicasio.