ORBANEJA DEL CASTILLO: un ejemplo de modelado kárstico en el norte de Burgos.

martes, 26 de abril de 2022

TOBAS, RELIEVE KÁRSTICO Y FOSILIZACIÓN CALCÁREA: por los recónditos parajes de Orbaneja del Castillo

En el noroeste de la provincia de Burgos, justo en los límites del páramo de masa y cerca de Villarcayo se encuentra uno de los pueblos más singulares y pintorescos de la provincia de Burgos: Orbaneja del Castillo.  Al llegar a él lo quew más llama la atención es la espectacular catarata que atraviesa el pueblo: se podría decir que es un pueblo construido alrededor de una espectacular catarata. Al acercarse en primavera el agua rebosa y puede verse en todo su esplendor.

 


La abundancia del agua se debe a las surgencias procedentes del relieve kárstico y a las corrientes de agua subterráneas que recogen el agua del entorno: el ebro ha cavado un profundo desfiladero por el que discurre entre paredes impresionantes.

La erosión esculpe una crestería que recuerda  alas almenas de un gigantesco castillo medieval:



En la parte superior del pueblo se encuentra la surgencia de este gran manantial:


Por todas partes las rocas calizas están fuertemente erosionas y adquieren formas caprichosas....


El agua cargada con fuertes concentraciones de carbonato cálcico es capaz de depositrse sobre la materia orgánica, como las hojas de los árboles y de dejar improntas fósiles:

Al filtrarse através de las rocas el agua va descomponiendo lentamente la roca, originado las TOBAS calcáreas, típicas de la zona:


Muy cerca, en Covanera se encuentra otra surgencia muy famosa: EL POZO AZUL. Las aguas que se filtran en el cercano páramo de Masa brotan en este enclave conocido por el color de sus aguas:


No sólo es un paseo apetecible para contemplar el color turquesa de sus aguas, sino también y de paso ver las formas impresionantes de la erosión kárstica...


 



Todo el cañón del río Rudrón es también otro ejemplo de erosión kárstica, es por ello que todo el norte de Burgos está salpicado de estos cañones esculpidos por los ríos a lo largo de milenios.




miércoles, 20 de abril de 2022

RUTAS DE 9 A 1: EN LA FERIA DEL LIBRO DE PONFERRADA

Este viernes 22 de abril se celebra la feria del libro de Ponferrada, que en esta ocasión será en la plaza del ayuntamiento. Allí a las 19:30h estará Paco Arias atendiendo a todo aquél o aquella que se acerque para firmar el ejemplar del libro "40 RUTAS DE 9 A 1" que salió a la luz en octubre de 2021. Desde entonces ha sido un éxito y ha despertado un gran interés. Son rutas cortas y amenas, ampliamente documentadas pero de amable lectura, que invitan a disfrutar de los bellos paisajes bercianos. El toque "geo" les da ese plus de conocimiento y goce de todo aquello que vemos mientras caminamos en estas rutas.....

No te lo pierdas y ven a vernos!



viernes, 1 de abril de 2022

LOS CRINOIDEOS DEL DEVÓNICO BABIANO

Entorno a los 90 millones de años, allá por el periodo Devónico, mares cálidos y poco profundos cubrían gran parte de la península Ibérica. Este periodo es precisamente uno de los más ricos en fauna marina, que estaba compuesta de muchos tipos de invertebrados, muchos de los cuales se han conservado hasta la actualidad. Gran parte de Babia estaba compuesta por un antiguo atolón marino, que debido a las deformaciones orogénicas se ha transformado con el paso de millones de años en parte de la cordillera Cantábrica, formando parte de la cabecera del Alto Sil.

 

Estos fondos marinos eran una auténtica pradera de un tipo de equinoideos llamados CRINOIDEOS.  Estos seres que recuerdan a estructuras vegetales, pero que son animales tienen un largo pedúnculo articulado con el que se anclan al fondo marino y en el extremo superior acaban formando un cáliz: son lo que los antiguos paleontólogos llamaron "lirios de mar".

Este es el cáliz de COROCRINUS , que es un cáliz bastante grande del que parte el aparato braquial.

Como en todos los equinodermos el cáliz tiene simetría pentameral con 5 brazos o radios separados por interradios. las estructuras que suelen estar mejor conservadas son los pedúnculos (generalmente como artejos sueltos) y los cálices. En este BABIACRINITES podemos ver la forma en piña característica y las placas basales y braquiales que lo recubren:


En la base del cáliz podemos ver donde se inserta el pedúnculo:


A veces las placas basales son más anchas en otros géneros como CODIACRINUS:


En otros casos las placas basales del cáliz le dan  forma de jarrón como en PTYCHOCRINUS:


Otras veces la morfología del cáliz está aplastada y deformada, apareciendo un conjunto de placas y artejos de difícil identificación:


Los largos tallos compuestos por anillos articulados cuyo centro está vacío se encuentran con frecuencia desperdigados y fragmentados:


Según su morfología también puede conocerse la especie a la que pertenecen, ya que encontrar un cáliz es algo infrecuente. A veces podemos encontrar el molde externo (huella) de un cáliz directamente sobre los sedimentos marinos del Devónico, como se muestra a continuación:


 




martes, 8 de marzo de 2022

RARAS ESTRUCTURAS DEL CARBONÍFERO BERCIANO

Cuando paseamos por antiguas explotaciones mineras a cielo abierto o recorremos las numerosas escombreras que abundan por todo el territorio berciano podemos ver por todas partes gran cantidad de restos´inidentificables en su mayoría. Gran parte de ellos pertenecen a un periodo geológico muy conocido en El Bierzo: el CARBONÍFERO.

Cuando nos referimos  a este largo periodo geológico húmedo, cálido y con alto contenido en oxígeno, nos estamos trasladando a un tiempo de hace unos 315 millones de años (Estefaniense). Los restos que podemos contemplar son en su mayoría de plantas que vivieron en dicho periodo. En esta ocasión vamos a tratar algo que ocurre muy frecuentemente cuando un profano recorre estos lugares y encuentra  estructuras como las que muestro a continuación:

En este caso parece una sección de tronco o  rama, procedente de Mina Amalia:

En este caso parece una impresión de cicatrices foliares de cielo abierto de Carrasconte:


En este caso parece una gran semilla o estructura reproductiva que las contiene (Mina Casilda, Alto Bierzo):


En este otro caso se interpreta con suelo con grietas de desecación que contiene semillas en germinación, que muestran sus raicillas  (Gran Corta de Fabero):


Aquí vemos otra de esas estructuras similares (Gran Corta de Fabero):



Pero a veces estas estructuras son muy alargadas, incluso estratificadas (Gran Corta de Fabero):



A veces formas redondeadas y teñidas por óxidos de hierro recuerdan a semillas esparcidas por los suelos limosos (Gran Corta de Fabero):

Otras veces parecen ser bivalvos que proliferaban en los canales fluviales de estos antiguos humedales (Lago del Ratón):



Esta rara estructura, que parece una reacción tumoral o nido de insectos se encuntra en Villar de las Traviesas:


Otras veces son estructuras que recuerdan cuerpos fructíferos como esta del Puerto de Lumeras:


En otra ocasión pondré fotografías de otras muchas que pueden encontrarse en cualquier lugar del carbonífero berciano.

martes, 1 de febrero de 2022

LOS TRILOBITES FILTRADORES: cuando los hábitos alimentarios contruyen anatomías increíbles...

Inauguramos este mes de febrero con un tema aparentemente poco llamativo: se trata de cómo la forma de alimentarse produjo la forma de los cefalones de los trilobites que se alimentaban de la materia orgánica de los limos de los fondos marinos.


Hablamos de los TRILOBITES FILTRADORES, que vivían alimentándose de las partículas orgánicas que se encontraban en los fondos arenosos y limosos de las plataformas continentales de los mares Silúricos y Devónicos entre los 440 y los 360 millones de años, aunque las primeras formas conocidas son más antiguas y datan del Ordovícico (480 millones de años).

 


Muchos de estos trilobites pertenecen al Orden Ptychopariida (en este caso el género Harpes) y se caracterizan por una amplia glabela en forma de herradura acabada en dos largas puntas genales. Si lo posamos sobre el fondo marino la forma recuerda a una aspiradora de fondos:

 

La cuestión que se plantea es: ¿cómo filtraban? ¿qué partículas filtraban exactamente? Sabemos que los fondos marinos  limosos son ricos en todo tipo de microorganismos: bacterias, hongos, protozoos, algas, etc...Lo cierto es que no se sabe con seguridad cuál es la dieta de este tipo de trilobites, pero vamos a obtener pistas por medio de los fósiles de la interesantísima Familia Harpetidae:
 
 
Este trilobites harpétido marroquí Eoharpes  presenta una glabela típicamente en herradura pero en él se pueden ver ojos muy pequeños(y unidos por un surco recto), indicativos de vida en entormos de poca luz y gran profundidad y sobre todo unos surcos en todo el área preglabelar, que podrían explicar los flujos de arena desplazada por las corrientes generadas? ¿Son rojos por los depósitos de hierro quizás generados por bacterias u otros microorganismos que colonizaban el área preglabelar?. La realidad es que no sabemos por qué se han generado estos surcos en la glabela de estos trilobites o cuál era su función. 
Lo cierto es que este otro Harpides marroquí del Ordovícico presenta similares características:
 
 
Algunas especies silúricas como este ejemplar berciano de Lioharpes, muestran unos extraños punteados en la zona lateral del surco preglabelar: ¿tubérculos? ¿estructuras perforadas?


La glabela hinchada parece indicar que poseía un estómago de ciertas dimensiones en su interior, capaz de digerir las partículas alimenticias. En la parte inferior o ventral poseía una pieza bucal llamada HIPOSTOMA, que en los trilobites Ptychopariida pendía como una tapa de la parte posterior de la boca, ayudando a la recogida del alimento. El hipostoma es además una importante pista sobre la alimentación de los trilobites. 
 

Los tubérculos sobre la zona posterior de las puntas genales también se observan en las formas devónicas, como en este Harpes berciano.



En esta otra se puede ver la localización exacta de los tubérculos, en un lateral de las puntas genales en este otro ejemplar berciano:


Incluso podemos saber cómo es por la otra cara (la ventral) el cefalón de un Harpes del devónico berciano. Aquí podemos ver el interior de la glabela, lo que corresponde al estómago y por delante el aparato bucal del trilobites:
 

 
Se puede ver perfectamente la zona anterior del estómago mostrando la región del hipostoma y a los lados las posibles inserciones musculares. Lo cierto es que faltan datos para conocer exactamente cómo actuaban todas estas estructuras para remover los limos y llevar hacia el hipostoma las sustancias alimenticias. Una de las teorías más barajadas es que el cefalón se colocaba en posición horizontal sobre el fondo y el tórax y pigidio se levantaban formando un ángulo. A continuación los apéndices, y la contracción rítmica de los segmentos de tórax y pigidio producirían corrientes de agua y partículas hacia el interior del cefalón. El agua saldría por las perforaciones de la glabela, creando remolinos en la boca, a donde finnalmente se filtrarían las partículas nutritivas. Mostramos este Trinucleus a modo de ilustración, que es el modelo que se ha tomado para elaborar la teoría de cómo funcionaría este mecanismo de filtración, ya que se interpreta el punteado preglabelar como poros filtradores. En el caso de Harpes este mecanismo no parece tan claro.
 

Lo cierto es que los trilobites filtradores alcanzaron una gran diversidad de formas y adaptaciones condicionados por sus hábitos alimenticios. Queda mucho por esclarecer sobre la forma exacta en que se alimentaban y cómo utilizaban estas sorprendentes estructuras para ello.


sábado, 8 de enero de 2022

LLEGA 2022: Los fósiles del Bierzo, una ventana a mundos de hace millones de años!

Desde GeoBierzo queremos empezar este año 2022 recordando todo aquello que nos maravilla y nos entusiasma: como no, El Bierzo más primigenio, un mundo descrito a través de sus fósiles. Para ello pondré unos mix, unas carátulas a modo de resumen, para abrir boca....


Para empezar, el Carbonífero Estefaniense berciano, uno de los mejor conservados de la península ibérica: unos 300 millones de años, el único continental. Un mundo pantanoso lleno de lagunas y poblado de helechos arborescentes.....

Para continuar vamos a los mares paleozoicos del Silúrico Superior, de unos 410 millones de años, poblados de trilobites y ortocerátidos. El fósil más abundante es sin duda el graptolito, destacando por su importancia mundial Salas de la Ribera.


Los graptolitos son muy abundantes y fósiles característicos del Silúrico y en El Bierzo aparecen con gran cantidad de especies:


Pero sin duda son los trilobites silúricos los reyes de estos mares de hace nada menos que 410 millones de años dominaban las plataformas continentales de todo el mundo.... acompañados de todo un cortejo de fauna y flora!



viernes, 31 de diciembre de 2021

GeoBierzo os desea: FELIZ ENTRADA DE AÑO 2022!

En este nuevo año 2022 que comienza esperamos ver cumplidos nuevos deseos de recuperar la normalidad y los proyectos congelados por causa de la pandemia! El año 2021 ha sido un año lleno de dificultades e imprevistos, pero no por ello valdío, ni mucho menos. El libro de Rutas del Bierzo ha visto por fin la luz y culminado muchos años de trabajo, así que esperamos que lo disfrutéis poniendo en práctica el ojo mágico para mirar El Bierzo!.
Con esta felicitación/resumen/calendario que Paco ha confeccionado, queremos dar la despedida a 2021 y recibir con esperanza 2022, visitad este enlace:



                     FELIZ AÑO 2022!!!!!