Explorando las plataformas marinas del carbonífero leonés.

miércoles, 21 de febrero de 2024

ORO Y GRAPTOLITOS: una combinación posible en el Bierzo

El tema de hoy es algo que podría parecer inusual e incluso peregrino, sin embargo en El Bierzo curiosamente se dan las circunstancias de que ésto ocurra : se trata de que muy cerca de los yacimientos típicos del oro, ese mismo que vinieron a explotar los romanos, se encuentran rocas que contienen fósiles.


Las Médulas  son el yacimiento de oro más famoso del Bierzo y tal vez el más importante del imperio romano. El origen geológico de este yacimiento ha suscitado polémica por las teorías sobre la formación de este relieve aluvial: un amasijo de cantos rodados cuarcíticos en una matriz arcillosa. Lo cierto es que también allí se encontraron fósiles, concretamente la Cardiola gibbosa que en su día anunciamos y que se encuentra depositada en el Museo del Bierzo:


Con este  braquiópodo se construyó toda una teoría sobre el origen de las Médulas por parte del geólogo del CSIC Juan Carlos Gutiérrez Marco: la que es capaz de liar un diminuto fósil marino!

 


Pues bien, además,  y en zonas próximas a este yacimiento, discurren estratos de la Era Paleozoica o Primaria, que contienen fósiles marinos y concretamente unos organismos planctónicos muy especiales: los Graptolitos. Aquí ponemos un ejemplo de uno de ellos, típicamente curvo, llamado Cyrthograptus:

 

Estos fósiles , habitualmente poco llamativos, abundan en las pizarras bercianas de origen marino del periodo Silurico Superior ( hace unos 430 millones de años). Algunos de ellos han alcanzado una gran relevancia porque debido a su gran variabilidad según periodos geológicos, pisos y subpisos, son un excelente fósil-guía. En El Bierzo, y muy próximo a Las Médulas, se encuentra el LIG, yacimiento de interés mundial de Salas de La Ribera, que ha sido objeto de numerosas entradas de nuestro blog. Aquí muestro los típicos graptolitos Colonograptus deubelii, que forman grandes acúmulos, típicos de este yacimiento: 


Así que, cerca de yacimientos de oro, pueden encontrarse graptolitos....y no sólo en Las Médulas...



lunes, 12 de febrero de 2024

UNA VENTANA SOBRE EL SILÚRICO: el balcón de la tebaida del Alto de La Cruz.

Se acaba de inaugurar un nuevo "balcón turístico" en uno de los puntos con mejores vistas del Bierzo. Es una ventana al paisaje, a la historia y cómo no a la geología. Desde allí pueden verse las principales formaciones geológicas que forman el esqueleto del paisaje berciano: los Montes Aquilianos y el Valle del Silencio.


La férrea ventana apunta directamente a la entrada del Valle del Silencio y a la ubicación de la Gruta de San Genadio. La entrada al Valle del Silencio está flanqueada por dos formaciones rocosas en forma de pirámide entre las que discurre el riachuelo que recoge las aguas de deshielo. Estas dos grandes masas, así como toda la franja caliza que se ve desde este  mirador está formada por sedimentos de un lecho marino de hace unos 445 millones de años, en el periodo Ordovícico Superior del Paleozoico. Estas calizas dan forma a los relieves más carismáticos: el pico de la Guiana, Los Doce Apóstoles, o El Arca de Noé.


Pero este mirador nos permite una visión panorámica de la geología de los Aquilianos: el mismo mirador se asienta, al igual que los principales pueblos de la Tebaida Berciana, sobre terrenos de origen marino, algo más posteriores a los del periodo Ordovícico: se trata del siguiente periodo geológico, el Silúrico, cuyos fondos marinos cubrían esos terrenos hace unos 415 millones de años.... En  entradas anteriores de nuestro blog hemos hecho numerosas referencias a este periodo emblemático que hemos denominado  "el corazón silúrico del Bierzo" por dar soporte a los dos pueblos más emblemáticos de la Tebaida; Peñalba de santiago y San Pedro de Montes.

El Silúrico discurre en unas franjas que se extienden todo lo largo de las faldas de los Aquilianos justo por debajo de la Guiana, El Arca de Noé o los Doce Apóstoles.Desde el Alto de La Cruz puede verse como estas formaciones discurren paralelas hacia el oeste, donde continúan más allá de San Pedro de Montes (también enclavado sobre terrenos Silúricos).

 


Sin duda alguna el Alto de la Cruz es un punto señalado de la geografía berciana, que debería ser Punto de Interés Geológico porque permite la visión panorámica del pasado geológico del Bierzo. Esta" puerta de hierro"  del Monasterio de Peñalba enmarca un paisaje singular, una esencia del Bierzo,en su geología, en su paisaje y en su historia. Y es que el Alto de la Cruz es una punto singular

El Alto de la Cruz visto al otro lado, desde el canal romano que une Peñalba con San Pedro de Montes, que fue nuestra ruta del Curso de Verano de la ULE y la Universidad de Vigo del año pasado:






 Para más información visita estos enlaces:

 

https://www.elbierzonoticias.com/ponferrada/ponferrada-promociona-tebaida-espectacular-mirador-alto-cruz-20240207130751-nt.html



https://ponferradahoy.com/ponferrada-enmarca-la-tebaida-berciana-con-un-pieza-que-reproduce-la-puerta-mozarabe-de-penalba-de-santiago/




lunes, 5 de febrero de 2024

GEMAS DEL TESORO REAL DE LA CORONA ESPAÑOLA (I): "los TOPACIOS del Brasil" y la Virgen de Atocha

Con esta entrada a nuestro blog comenzamos un repaso por las GEMAS, máxima expresión de la belleza y perfección de los sistemas cristalinos de los minerales. En una entrada anterior me he referido a grandes gemas de valor histórico que tuvieran que ver con España en alguna de sus etapas históricas: es el caso de la Espinela del "Príncipe Negro", que se encuentra en el frontal de la corona imperial inglesa y que antes perteneció a los sultanes de Granada.

Esta vez nos vamos a centrar en las GEMAS ESPAÑOLAS, gemas que pertenecen a nuestro tesoro, al de la Corona Española. Quizás muchos sepan que en España no hay una corona real física, como en Inglaterra, Francia, Portugal,etc. Ni siquiera hay una reproducción física en materiales nobles: sólo puede observarse la corona heráldica en los símbolos nacionales: escudo y corona de España. Sin embargo la hubo, pero eso lo contaré en otro capítulo. Aunque en España la elección de los reyes de los Reyes Católicos es por aclamación, es decir, no se necesita la coronación, una corona y un cetro siempre estaban presentes de forma simbólica.Hoy día en la proclamación de Felipe VI se empleó esta fórmula con la corona tumular de Isabel de Farnesio, última esposa de Felipe V (siglo XVIII).

Debido a los avatares históricos como la Guerra de la Independencia, robos, incendios, etc...muchas de las joyas se han perdido definitivamente o se encuentran en colecciones privadas. Sólo podemos hacernos una idea de estas gemas  en los fabulosos retratos reales del Museo del Prado, el palacio de Liria, el Lázaro Galdiano, el palacio de los marqueses de Cerralbo.....

Sin embargo hoy día podemos deleitarnos con una corona real que ha sobrevivido hasta nuestros días, y no sólo una, sino dos: una grande y una pequeña......Aclaramos el misterio.....

Se trata de una corona de oro, diamantes y topacios, la única que como tal ha sobrevivido hasta nuestros días: es la corona de topacios de Isabel II. En el siglo XIX la reina Victoria de Inglaterra puso de moda las "coronitas", que se colocaban sobre el pelo trenzado y con un bonito tocado de época, como se ve en el retrato de nuestra reina. Entonces, Isabel II encargó esta corona que se montó con gran número de "topacios del Brasil", topacios imperiales de gran pureza y extremada belleza.

Curiosidades de la historia: el día que la llevaba puesta sufrió un atentado. Un individuo le clavó un cuchillo, con tan buena suerte que se quedó prendido entre las ballenas de su poderoso corsé y pudo salvar la vida. En agradecimiento, la reina Isabel II decidió donarle la corona que llevaba puesta ese mismo día a la Virgen de Atocha. Como sobraban más topacios, la ofrenda se completó con una corona para el Niño Jesús de Atocha. Por tanto, dos coronas a juego. Abajo: fotografía de la corona de topacios del Niño Jesús de Atocha.

Al final el resultado del arreglo para la Virgen de Atocha quedó así, coronado por un espectacular crucifijo de topacios color ámbar:

Este maravilloso conjunto de joyería puede verse en la recién inaugurada GALERÍA DE LAS COLECCIONES REALES, situado junto a la Catedral de la Almudena y al Palacio Real de Madrid.

Antes estaba expuesto en la Sala de la Armería del Palacio Real, pero ahora está ubicado allí. Pongo el enlace:

GALERIA DE LAS COLECCIONES REALES

https://www.galeriadelascoleccionesreales.es/

 Pero en esta maravillosa exposición, además de unos espléndidos y didácticos fotomontajes, se pueden ver otras gemas, que quedan para próximas entradas.