El Algarve: marismas y acantilados

El Algarve: marismas y acantilados
Acantilados de la Ponta de Piedade en Lagos: un periplo por El Algarve peninsular

martes, 9 de agosto de 2022

¿GRANATES EN EL BIERZO?: el granate Almandino, posible gema de la Cruz de Peñalba.

En El Bierzo hay una gran variedad de minerales, muchos de los cuales están vinculados al intenso metamorfismo al que están sometidas las rocas de toda esta comarca. Los silicatos son minerales muy abundantes en la corteza terrestre, pero sin duda el grupo de los GRANATES acapara la atención por muchas razones.

Los granates son slilicatos formados por compuestos químicos  complejos que pueden contener mezclas de  metales como el hierro o el aluminio. Uno de los granates que se encuentran en El Bierzo es muy rico en hierro, de ahí su color rojo intenso (rojo vino tinto) y se denomina ALMANDINO.

Estos silicatos cristalizan en el sistema cúbico, por lo que la forma característica de presentación es en forma de cristales poliédricos (dodecaedro a trapezoedro). Las facetas son a menudo irregulares, pero partiendo de su sistema cristalino.


La abundancia de óxidos de hierro en las rocas del Bierzo es uno de los factores fundamentales de que se encuentre el Almandino en forma de cristales de pequeño tamaño. En ocasiones se necesita la lupa para poder aprecia bien estas cristalizaciones. Son pesados y muy duros, con raya y polvo blancos.

En muchas ocasiones forman pátinas que recubren las rocas y los cristales son a menudo pequeños, incluso forman matrices microcristalinas trnaslúcidas.


Los GRANATES  son una familia muy amplia y con gran gran variedad de presentaciones cristalinas y coloraciones. Los cristales de granate de mayor tamaño y pureza, es decir, los que alcanzan la calidad de GEMAS, han sido empleados  en orfebrería y joyería desde la más remota antiguedad.

Ya en el imperio bizantino se hicieron famosas las cornas y las cruces votivas. Cuando un emperador era coronado , una réplica de su corona se colgaba del altar de santa Sofía en Costantinopla, y de ella colgaba el nombre del emperador. Una de las gemas favoritas de los bizantinos eran los granates , y por su mayor abundancia los granates rojos (PIROPO, ALMANDINO y GROSULARIA roja). Por desgracia las coronas de los emperadores bizantinos fueron saqueadas en la invasión turca y caída de Costantinopla y no podemos saber cómo eran. Pero tenemos la suerte de que aquí, en España, los visigodos siguieron los ritos religiosos y de coronación del imperio bizantino y nuestros reyes godos se coronaron con coronas similares.: ¿como sería la corona de Recaredo?. Pues la Recaredo no sabemos, pero gracias al TESORO DE GUARRAZAR hoy podemos contemplar una colección de coronas votivas visigodas única en el mundo y la tenemos en el MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL de Madrid. Allí está expuesta la icónica corona votiva de RECESVINTO:

http://www.man.es/man/home.html 


 

Esta corona está decorada con perlas y zafiros rodados engastados en oro. Pero hay otras coronas de abades y algunos fragmentos de cruces votivas. Pero también pueden verse fíbulas visigodas que contienen granates:


 

La historia del Tesoro de Guarrazar es impresionante y ha sufrido numeroso avatres en los que se han robado o perdido coronas como la de SUINTILA. Esta corona estaba formada principalmente por  perlas y por suerte hay fotos antiguas y se ha podido reconstruir una réplica que se puede ver junto a la réplica de TODAS LAS PIEZAS en el MUSEO DE LOS CONCILIOS Y DE LA CULTURA VISIGODA DE TOLEDO:

https://cultura.castillalamancha.es/patrimonio/catalogo-patrimonio-cultural/iglesia-de-san-roman-de-toledo-museo-de-los-concilios-y-de-la-cultura-visigoda 


Pero aquí en El Bierzo ocurrió un evento histórico durante el reinado de uno de los legendarios reyes de León, el rey RAMIRO II. Ocurre que, en Simancas se produce la primera gran batalla de la Reconquista, en la que no falta detalle, incluido un eclipse. La batalla de Simancas es la primera gran victoria de la coalición de las tropas cristianas, aglutinadas por este rey nada menos que contra el poderoso califa de Córdoba, Abderramán III. Este rey, acabada la batalla persiguió al califa, que tuvo que huir por barrancos donde perdió su cota de malla y el corán. Estuvo a punto de ser capturado! Desde entonces aprendió la lección y el califa nunca más se pondría al frente de sus tropas!

 https://aytosimancas.es/la-batalla-de-simancas/

En agradecimiento por esta gran victoria el rey Ramiro, acompañado de toda su familia y de su corte de León, se desplazó al monasterio de Santiago de Peñalba, en el corazón de los montes Aquilianos. Allí y de forma solemne le hizo entrega  al abad de la famosa CRUZ DE PEÑALBA, hoy día símbolo del Bierzo. El 23 de julio de cada año se conmemora en la fiesta mayor de Peñalba de Santiago la entrega de la cruz votiva al abad de Santiago de Peñalba.Visita estos enlaces:

https://www.infobierzo.com/la-cruz-de-penalba-regresa-en-la-tradicional-fiesta-mozarabe-el-23-de-julio/701118/

 https://www.bierzotv.com/los-vecinos-de-penalba-recuperan-la-celebracion-de-la-fiesta-mozarabe/

Puede verse en el MUSEO DE LEÓN y conserva la inscripción del rey al dorso.

http://www.museodeleon.com/cgi-bin/zdoc30/portada.pl



Por desgracia esta cruz sufrió una restauración a finales del siglo XIX y las piedras originales se sustituyeron por cristales. Si seguimos el modelo de otras cruces de épocas similares como las asturianas CRUZ DE LOS ÁNGELES  y CRUZ DE LA VICTORIA, probalemente tuviera granates en su pedrería, ya que en esa época eran gemas muy apreciadas en orfebrería.

 

Aquí se muestra un detalle de un brazo  de la Cruz de La Victoria, custodiada en la CÁMARA SANTA  de la Catedral de Oviedo. La Cruz de Los Ángeles es la que más se paraece a la de Peñalba.


 

Podríamos seguir con la infinidad de obras de orfebrería medievales que pueden verse en los museos catedralicios de toda España desde la catedral de León o la de  Burgos a hasta la de Toledo. Ya dedicamos un capítulo al CÁLIZ DE DOÑA URRACA (candidato más firme a ser el Santo Grial) que puede contemplarse en la Torre del Gallo de la basílica de San Isidoro de León. En muchas de estas obras de arte los granates están presentes y estuvieron de moda hasta llegar al Siglo de Oro, donde formaron parte de las joyas delos Austrias, como podemos ver en los impresionates retratos del MUSEO DEL PRADO. Pero también en otros como en el HOSPITAL DE TAVERA en Toledo:



Aquí puede verse  a la reina Ana de Austria portando un crucifijo con granates  rodeado de  collares de perlas.  Un detalle en figura de abajo:




 

Para concluir, decir que los GRANATES han sido unas gemas muy valoradas en la antiguedad tanto para orfebrería como para joyería y que forman parte de piezas históricas también aquí en El Bierzo.