Explorando las plataformas marinas del carbonífero leonés.
Mostrando entradas con la etiqueta Braquiópodos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Braquiópodos. Mostrar todas las entradas

miércoles, 15 de mayo de 2024

BUCEANDO POR EL CARBONÍFERO MARINO DE LEÓN: el final de las plataformas marinas

Esta vez vamos a explorar un Carbonífero más desconocido pero muy interesante: el Carbonífero Westfaliense marino de León. Nos remontamos a  unos  305-315 millones de años, por tanto, un periodo geológico anterior al Estefaniense, en el que abundan los yacimientos de plantas de helechos y licofitas por  todos conocidos.

 


Nos adentramos en un entorno marino, cuando las grandes plataformas marinas de periodos geológicos anteriores estaban siendo comprimidas por el imparable avance de las placas tectónicas : el plegamiento Hercínico u orogenia Varisca. El brutal choque de las dos mayores masas continentales: Laurasia y Gondwana. Al borde de estas plataformas marinas se desarrollaban bosques de licofitas y helechos, continuando la expansión del reino vegetal. Pero estas plataformas marinas albergaban abundantes especies de invertebrados marinos, que a su vez continuaban la evolución de especies de periodos anteriores.


Los trilobites continuaban su camino hacia la extinción y sólo sobrevivieron algunos géneros de trilobites Proétidos. León es una provincia muy rica en yacimientos paleozoicos y también tiene Carbonífero marino. Aquí muestro algún pigidio de estos trilobites proétidos:

 

Pero también hay otros invertebrados característicos como los Crinoideos. Los hay de muy diversas especies. Los más abundantes son los restos de artejos .

Los Gasterópodos también se encuentran presentes:


Y hay una importante variedad de Braquiópodos,  los más abundantes son los Spiriféridos, como éste


Pero también hay numerosos otros  géneros, como estos braquiópodos Rhynchidos:


Esto es sólo una muestra de lo que podemos encontrar buceando sobre los fondos marinos del Carbonífero Westphaliense leonés.






miércoles, 8 de marzo de 2023

BRAQUÓPODOS EN LAS ROCAS DEL BIERZO: testigos de los mares paleozoicos(I)

A estas alturas ya todos sabemos que en largos periodos de la historia geológica, grandes porciones de nuestra actual península ibérica estuvieron bajo las aguas de antiguos mares, hace nada menos que unos  540 millones de años cuando el más antiguo de los periodos del Paleozoico comenzó su andadura...


Por aquél entonces se habría producido el salto desde la vida microscópica a la macroscópica, con la aparición de nuevos y diferentes grupos biológicos. Uno de los más numerosos y que se ha prolongado hasta nuestros días está formado por los MOLUSCOS. Hoy en día son el segundo grupo de invertebrados  marinos  más numeroso, sólo por detrás de los artrópodos. Está compuesto por 4 clases principales: Poliplacóforos, Gasterópodos, Bivalvos y Cefalópodos. Todos ellos tiene un cuerpo blando protegido por partes duras, que son las que han fosilizado. Nos vamos a centrar en un grupo diferente que comparte semejanza con el grupo de los BIVALVOS, que son los que tienen dos valvas (derecha e izquierda) y que vulgarmente conocemos como "conchas marinas" por su analogía con los abundantes grupos actuales. Sin embargo, el grupo del que vamos a hablar es el de los BRAQUIÓPODOS,un grupo formado por seres parecidos a los bivalvos en que tiene dos valvas (dorsal y ventral), pero la simetría es al revés que los bivalvos (perpendicular).



En la figura se muestran algunas de las características que define a los braquiópodos: el foramen por donde sale el pedúnculo para fijarse en los fondos, y sobre todo el braquidium, con los dos brazos de soporte del lofóforo (aparato bucal).

Hay muchos órdenes de braquiópodos desde su origen el Cámbrico. En el área berciana los braquiópodos más antiguos aparecen en el Cámbrico: es el caso del Protambonites primigenius , que aparece en los afloramientos cámbricos de la zona occidental berciana:

Aquí podemos observar un grupo de Protambonites cortados sagitalmente mostrando el interior de las valvas. Se encuentra en la franja cámbrica que forma  parte de la llamada Serie "Los Cabos", allá por el Cámbrico Superior, hace unos 480 millones de años.

 
 
 
Aquí podemos ver las estrías de las valvas de estos braquiópodos. Al parecer su aspecto es desarticulado, es decir que las valvas se han arremolinado en zonas del fondo marino donde  han quedado depositadas tras la muerte del animal.  En próximos capítulos seguiremos hablando de este interesante grupo de invertebrados marinos!



 

miércoles, 22 de septiembre de 2021

Fósiles de las Pizarras de Luarca (I): braquiópodos

Las Pizarras de Luarca son una gran masa de pizarras gris-oscuro brillante que se formaron en el periodo Ordovícico Medio de la Era Paleozoica, hace más de 460 millones de años.Esta formación gigantesca compone la Zona Asturoccidental leonesa ZAOL y parte desde la costa asturiana formando un arco o Rodilla Astúrica.

Pero estas pizarras son mundialmente conocidas, ya que por sí mismas suponen la mitad de la producción mundial de pizarra de techar. La explotación de estas pizarras está estrictamente regulada y las minas a cielo abierto se sitúan en el límite de Castilla y León con Galicia. Son canteras de grandes dimensiones , siempre en constante crecimiento:

Los bloques de pizarra son extraídos con precisión y cortados en grandes bloques con hilo de acero diamantado, refrigerado con agua. Ello permite sacar mejor partido de los bloques, que se marcan en la cantera como piezas de un gigantesco puzzle:

Una de las características de estas pizarras es su pobreza en materia orgánica y por tanto no son precisamente ricas en fósiles, más bien todo lo contrario. Puede encontrarse en ellas hierro en forma de sulfuros como pirita o calcopirita, que aparece en los abundantes fragmentos de cuarzo lechosos que se intercalan entre las capas de pizarra.

Sin embargo, y a pesar de la pobreza en fósiles , sí que se encuentran ocasionalmente algunos fósiles marinos, como corresponde a las costas  del gran supercontinente Gondwana, situado en el hemisferio Sur. Dentro de la escasez, los que más se encuentran son los braquiópodos, bivalvos muy primitivos que comienzan su registro fósil hace unos 550 millones de años. De ellos se han descrito 4500 géneros. Actualmente en las costas mediterráneas viven unas 30 especies de braquiópodos.
El intenso metamorfismo al que se han visto sometidas las pizarras de Luarca por culpa, entre otras , de la orogenia Varisca, hace que los fósiles aparezcan aplastados y con frecuencia  sus costillas muestren un aplanado relieve. Sin embargo con cierta frecuencia aparecen piritizadas.

Hay varios géneros y especies descritos en el Ordovícico Medio, pero por lo comentado anteriormente no es fácil su clasificación.

Con frecuencia las valvas aparecen desarticuladas, arrastradas por las corrientes marinas y a veces acumuladas en lugares más tranquilos. Pero los braquiópodos son de vida solitaria.

Los braquiópodos se diferencian de los bivalvos por la asimetría de sus conchas, por poseer un pedúnculo de fijación al fondo marino y por la presencia del lofóforo, órgano tentaculado característico.




martes, 28 de agosto de 2018

EL OTRO EXTREMO DE LA SERIE "LOS CABOS": el hallazgo de Protambonites primigenius.

El día 15 de agosto se publicó en Infobierzo la conclusión preliminar de un estudio que hemos realizado durante más de dos años, realizado en el límite Cambro-Ordovícico de una formación geológica que llega al Bierzo procedente de la costa asturiana y que se conoce con el nombre de formación "Los Cabos".
Todo empezó con el hallazgo hace ya varios años de dos fósiles en una viña de Valtuille de Arriba por Alfonso e Inés. A primera vista parecían conchas marinas y en uno de ellos pueden verse claramente las estriaciones, que demuestran un alto grado de conservación.

Se puede ver una sección de la cuarcita roja con varios ejemplares desarticulados de Protambonites primigenius que muestran sus estriaciones radiales (hecho raro en este género por la mala preservación en general). En los ejemplares asturianos también se observan estas estriaciones. Aquí además podemos ver una sección de otro ejemplar de cuarcita en el que los braquiópodos aparecen cortados de forma sagital, pudiendo observar la asimetría de las valvas y su articulación:
 
Otros restos menos llamativos que se encuentran y que son muy escasos podrían corresponder a cruzianas de trilobites:

Para una información más completa os remito al enlace de Infobierzo, donde se explica la importancia del hallazgo en el contexto geológico en que se desarrolla: son las primeras evidencias de este piso de edad cambro-ordovícica en el área del Bierzo, es decir, en el otro extremo de esta formación que aflora aquí. Hay que decir que es complicada su localización exacta porque toda la zona se halla cubierta de una tupida vegetación, la cual impide localizar las capas exactas, a diferencia del extremo asturiano, donde las capas quedan expuestas en los acantilados de la costa.
PINCHA ESTE ENLACE:



martes, 9 de agosto de 2016

LOS FONDOS DE LOS MARES SILÚRICOS BERCIANOS: una explosión de vida.

El registro fósil en el Bierzo está revelando datos sobre cómo eran sus fondos marinos costeros de hace 415 millones de años, durante el periodo Silúrico, tercer periodo más antiguo de la Era Paleozoica. El fondo estaba poblado por pequeños corales coloniales como éste de la fotografía inferior:


Junto a éstos proliferaban algunos bivalvos braquiópodos, que a veces aparecen desarticulados como consecuencia de las turbulencias marinas:

Junto a éstos también se encontraban organismos aún no identificados como éstos:

También se pueden encontrar restos de artejos de crinoideos, que comienzan su expansión sobre los fondos marinos:


En algunos recovecos de los fondos marinos las turbulencias y las corrientes marinas arrastraban los restos de los trilobites, llamados exuvios, dando lugar a acúmulos de cefalones y pigidios de trilobites encrinúridos.


Podemos decir que por medio de los fósiles podemos reconstruir estos fondos, de forma similar a esta imagen:


jueves, 20 de febrero de 2014

BRAQUIÓPODOS DE BABIA: A LA LUZ DE LOS ARRECIFES COSTEROS DEL DEVÓNICO.

El Devónico inferior es un periodo geológico de la Era Paleozoica que comenzó hace nada más y nada menos que unos 400 millones de años. Entonces la península ibérica y por supuesto la actual provincia de León se encontraban formando parte de las plataformas marinas de un antiguo mar que separaba dos gigantescos continentes: Laurasia al Norte y Gondwana al Sur. El clima era cálido en este mar luminoso salpicado de arrecifes de coral: era el hábitat perfecto de los braquiópodos y en especial el momento estelar de los espiriféridos, un grupo de gran abundancia y diversidad. En Babia se encuentran representados estos antiguos arrecifes y entre ellos se pueden encontrar braquiópodos espiriféridos junto a corales y otros invertebrados marinos de arrecife. Aquí muestro tres tipos de espiriféridos que se pueden encontrar:

                                             Paraspirifer cultrijugatus

 
Mucrospirifer sp.


                                                 Plicathyris alejensis