Explorando las plataformas marinas del carbonífero leonés.
Mostrando entradas con la etiqueta helechos arbórescentes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta helechos arbórescentes. Mostrar todas las entradas

lunes, 12 de agosto de 2019

UN PASEO POR UN BOSQUE DEL CARBONÍFERO: el jardín Botánico de La Universidad Laboral de Gijón

Hacía tiempo que no sentía la sensación de adentrarme en una selva de helechos arborescentes...Tenía la impresión de volver de nuevo al vivero de Ciuden en Pobladura de Las Regueras en El Bierzo, donde pude comprobar cómo se siembran y se reproducen.
Al entrar en el Jardín Botánico de La Universidad Laboral de Gijón, lentamente nos vamos introduciendo en un bosque de robles muy viejos en cuya base crece un sotobosque de ambiente húmedo...


Es el mundo de los helechos arborescentes, como las Cyatheas...


Algunas nos muestran detalles de cómo se forman los frondes...


Tambiém podemos observar elementos fructíferos similares a los que se encuentran fosilizados...


En esta Cyathea, especie superviviente análoga a lasespecies fósiles del Carbonífero, podemos analizar las cicatrices foliares de la corteza, que quedan tras la caída de los viejos frondes... que nos recuerdan a las cicatrices de Lepidodendron y Sigillaria.

Los helechos arborescentes exhiben un abanico de frondes que se abren formando unas elegantes copas, de gran poder ornamental....

Otras especies alcanzan menores portes, pero mantienen las características de estos fósiles vivientes...

Pero en este botánico también encontramos, en las riberas de los arroyos, a los actuales descendientes de los Calamites, las colas de caballo (Equisetales):


En estos entornos ricos en agua, necesaria para la reproducción de los helechos, también crecen otras especies de helecho, como las lenguas de ciervo...
 

Sin embargo la imponente silueta de los Dicksonites domina el jardín, atrayendo las miradas por la elegancia de sus frondes...

Es muy curioso y original el entorno en el que se han plantado los helechos arborescentes: toda una comunidad instalada en un parque infantil, que consiste en un tobogán en forma de dragón con partes subterráneas.... un mundo vegetal que complementa al dragón y nos teletransporta millones de años atrás.... Un mundo en el que no pueden faltar las libélulas gigantes....

Sin duda es un paseo que, a todos los que apreciamos los fósiles y, en especial, los helechos del Carbonífero, nos ayuda a viajar al pasado...


Es una visita en la que podréis haceros una idea de cómo eran los helechos arborescentes dignamente representados por estos parientes que son auténticas reliquias vivientes....
Para acabar, un pequeño museo sobre la figura de Linneo, perfecto para completar n
uestra visita ...
 rodeado de una laguna.

lunes, 5 de diciembre de 2016

SANTA BÁRBARA 2016: TALUDES Y ESCOMBRERAS DE CARBÓN EN EL BIERZO. ¿DEBEN TAPARSE SIN MÁS?


Llegada Santa Bárbara, fecha simbólica año tras año, los problemas de la minería del carbón siguen sin resolverse. Tras un siglo de actividad industrial ¿qué ha dejado la minería del carbón?. En el paisaje lo que pueden verse es muchas escombreras. Para la mayoría son antiestéticas y afean el bonito paisaje berciano.En algunos lugares suponen un auténtico peligro de desprendimiento, en otros contaminan acuíferos y rompen la armonía del entorno. En cualquier caso, un estorbo.
¿Qué hacer entonces con estas escombreras?
La respuesta no es sencilla, pero lo más curiosos es que ni siquiera se plantea un debate en la sociedad berciana sobre lo que hacer con ellas. La solución más extendida parece ser librarse de ellas tapándolas y revegetándolas, para lo cuál se han puesto a punto viveros con plantas que permitan sujetar estas nuevas pendientes. Existe incluso un plan por parte de la administración para hacerlas desaparecer de forma sistemática.
Un caso distito son los cielos abiertos, que por su capacidad destructiva deben reconstruir y revegetar los  paisajes destruidos. es el caso de una parte de la Gran Corta de Fabero. Otros como los del Alto Bierzo están al final de su explotación y no se han restaurado.


Las escombreras son un referente único de la geología de cada zona y un lugar muy importante para conocer la flora carbonífera local, donde los fósiles nos indicarán las especies de plantas y los hábitats del remoto pasado. A nadie parece importarle que estos restos, que por abundantes no dejan de ser valiosos, sean enterrados de nuevo sin estudiarse suficientemente. Ha sido precisamente en las escombreras de minas de carbón de todo el planeta donde se han encontrado fósiles espectaculares de plantas y de animales del periodo Carbonífero, que han permitido reconstruir este importantísimo periodo de nuestra historia geológica.


El hallazgo de un tallo de Calamites suckowii nos permite reconstruir un ambiente de ribera de lago, donde estas plantas crecían de forma similar a nuestras actuales colas de caballo.


Una escombrera puede ser mucho más que un estorbo y en ella podemos encontrar ejemplares como éstos:


¿Deberíamos taparlas sin más?


lunes, 27 de octubre de 2014

UN BOSQUE VIVIENTE DEL CARBONÍFERO EN EL BIERZO: CUANDO LOS HELECHOS FÓSILES VUELVEN A LA VIDA

Los encontramos petrificados en taludes y escombreras por todo el Bierzo. Aquí se vivió hace 300 millones de años una  época dorada... Este fin de semana tuvimos ocasión de conocer cómo quedaron estos grandes helechos fosilizados en los taludes que las explotaciones de carbón a cielo abierto dejan al descubierto. Al retirar capas de carbón aparecen helechos arbóreos con sus raices y la base del tronco en posición de vida.


Pero muy cerca en Pobladura de las Regueras tenemos la suerte de poder ver cómo son y cómo viven sus descendientes en la actualidad: es el VIVERO DE CIUDEN. Allí un grupo de de más de 60 trabajadores ha conseguido reproducir y mantener las condiciones de temperatura, humedad y cuidados que estos delicados helechos requieren.


Un cuidado jardín de Cyatheas y diversas especies de helechos arbóreos traídos de Nueva Zelanda ocupa un alto invernadero. Luis del Riego, que dirige este proyecto nos explicó cómo además han conseguido reproducir en el laboratorio las condiciones más aptas para la reproducción de estos raros ejemplares. A partir de los soros, situados en el envés de los frondes


obtienen y separan las esporas


que después incuban en condiciones controladas de laboratorio, consiguiendo la unión de las esporas
en el interior de tapers...


y obteniendo las nuevas plántulas de helecho


De esta forma se han conseguido más de 1000 nuevas plantas que darán lugar a nuevos helechos arbóreos. Una vez en el interior del invernadero, los grandes helechos, maravillosamente cuidados, nos teletransportan a un pasado  húmedo y pantanoso ...


Llama la atención el porte majestuoso de estas antiguas plantas, que no necesitan flores para llamar la atención: el despliegue de sus frondes, símbolo de las tribus maoríes, es por sí mismo  atrayente.


Este enorme esfuerzo investigador convierte a este vivero en pionero en el cultivo de estos delicados helechos en condiciones controladas. Además es un centro de trabajo con más de 60 trabajadores en plantilla en la zona de Alto Bierzo. No os lo podéis perder!!!
Iniciativas así merecen todo el apoyo de la sociedad berciana y de sus instituciones: ánimo Luis y a todos los que hacéis realidad este sueño!!!