Explorando las plataformas marinas del carbonífero leonés.
Mostrando entradas con la etiqueta Sésamo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Sésamo. Mostrar todas las entradas

lunes, 19 de noviembre de 2018

LOS SECRETOS DE LA PEÑA DE LA TORGA

En esta ocasión planteamos un recorrido por el valle del río Ancares, que ha sido capaz durante milenios de excavar un profundo cauce, cortando las cuarcitas ordovícicas y las pizarras silúricas.  Estas rocas, que se formaron como sedimentos de antiguos mares paleozoicos, hoy se elevan sobre el paisaje, dando lugar a imponentes cresterías.
Partimos desde el mirador alto de La Leitosa y atravesamos pizarras ordovícicas para adentrarnos en lo alto del cañón del río Ancares.


Siguiendo el curso del río y en la parte alta de las cresterías, afloran las cuarcitas, rocas muy duras y de caras planares, aptas para servir de lienzos.

En lugares recónditos, protegidos de la erosión y de la intemperie, se ocultan viejas pinturas rupestres, pintadas en rojo oligisto sobre las claras cuarcitas.

Muy pocas personas han podido acceder a estos ocultos lugares, verdaderos santuarios de nuestros primeros pobladores.
Las vistas son impresionantes y la ruta es sin duda increíble tanto por sus senderos como por las sorpresas que nos depara. Para más información puedes ver este pdf:

REVELANDO LOS SECRETOS DE LA PEÑA DE LA TORGA

sábado, 27 de octubre de 2018

EL ALTAR SAGRADO DE LAS CUARCITAS BERCIANAS (2): en busca de las pinturas rupestres del Valle de Baubela

El Bierzo es un lugar donde confluyen muchas singularidades geológicas y por supuesto históricas. La vida antes de la romanización ha dejado aquí numerosas huellas de aquellas tribus prerromanas que habitaban esta bella comarca. Las cuarcitas son un material geológico increíble, no sólo por su dureza sino porque sus caras planares las hacen aptas para la construcción, contribuyendo a la belleza del caserío berciano, compuesto de cuarcitas y pizarras de magnífica calidad. Formadas hace más de 400 millones de años en el fondo de los mares ordovícicos, estas cuarcitas se denominan "cuarcitas de Vega" por su proximidad a Vega de Espinareda.

Nuestros antiguos pobladores vieron en ellas unos lienzos donde dejar sus mensajes aún por descifrar, ocultos en los lugares más recónditos e inaccesibles de los peñascos. En esta ocasión, y como continuación del anterior reportaje titulado de igual forma, las Peñas del Diablo en Sésamo, continúan en este oculto valle, que guarda con celo estas huellas pictóricas pintadas en rojo sobre las cuarcitas.
La ruta no es apta para todos los públicos ya que recorre lugares inaccesibles e incluso peligrosos. Como recompensa: poder contemplar estas pinturas increíbles, protegidas por la naturaleza durante milenios.
Para más información, visita este enlace: