ALTO DE LA CRUZ: una ventana a la geologia y la historia del Bierzo

viernes, 1 de diciembre de 2023

PHACOPS DE LEÓN Y DE LA PENÍNSULA IBÉRICA: las "estrellas" del Devónico Emsiense.

El Devónico es un periodo geológico de "bonanza" donde los atolones coralinos poblaban algunas de las plataformas continentales y creaban muchos y muy variados ambientes para la vida. Los corales y esponjas formaban parte esencial de esta diversidad y su actividad bioconstructora de los arrecifes estaba en su apogeo.


La plataforma continental del supercontinente Gondwana era amplia y próxima a la costa y la actividad de los corales era continua. Era un  mundo donde otros grupos como braquiópodos espiriféridos o crinoideos abundaban en número y rica variedad de especies.


En ese fascinante mundo submarino no podían faltar los TRILOBITES, grupo biológico que se expandió a principios del Cámbrico y continuó hasta su fin en el Pérmico, periodo geológico final del Paleozoico. Este grupo biológico consiguió colonizar todo tipo de ambientes marinos a lo largo del globo, pero estuvo sometido, como el resto de los grupos, a grandes y masivas extinciones. Aquí muestro un esquema de los principales órdenes de trilobites y cómo aparecieron en determinados periodos y se fueron extinguiendo o reexpandiendo a lo largo del enormemente extenso Paleozoico.


Iberia estaba situada entonces en algún lugar de esta plataforma continental de Gondwana. En la actualidad los yacimientos marinos de este periodo son muy parcheados a lo largo de la península Ibérica y, sin ser exhaustivo, se encuentran dispersos en las cadenas ibéricas (provincia de Teruel) , los Pirineos (provincias de Lérida y Gerona) y  la cantábrica (provincias de Asturias,  León y Palencia). Hay algunos más pero de forma más puntual. En estas áreas Phacops es un marcador de Devónico, por lo que describiré algunos ejemplares encontrados en ellas y también en El Bierzo.

Entre todos los órdenes de Trilobites, los Facópidos son sin duda un grupo muy diversificado que apareció a principios del Ordovícico y se extinguió precisamente a finales del Devónico. 


Phacops es un trilobites de tamaño medio con hasta 11 segmentos torácicos, que presenta un raquis muy fuerte, que le permite enrollarse "en bola", articulando las ranuras del la parte anteroinferior del cefalón con las del pigidio: es su sistema defensivo contra los depredadores, que ya acechaban en los albores del Devónico , a finales del Devónico Inferior,  en el piso Emsiense, hace unos 390-385 millones de años. En la península Ibérica hay yacimientos dispersos de este periodo. Uno de ellos es en las cadenas ibéricas, conocido como devónico de Nogueras (Teruel). Aquí pongo un característico cefalón de Phacops de esa procedencia:

Más cercano, en la cantábrica encontramos los Phacops del Devónico Palentino: son de menor tamaño y aparecen con frecuencia en grupos:


En otras zonas devónicas de Palencia pueden encontrarse ejemplares típicamente enrollados, como éste cubierto por limonita:


Ya en la provincia de León, con el nombre de Phacops saberiensis  nos encontramos este fragmento de tórax con pigidio en calcita blanca parcialmente meteorizada :


En otras amplias formaciones devónicas del norte de León también se encuentran fragmentos de trilobites facópidos, de tamaño mayor que los palentinos y en diferente matriz :

Los ejemplares enrollados no son infrecuentes, con un color negruzco que resalta sobre la matriz calcárea gris. Al igual que ocurre en el devónico palentino, se asocia a otras especies de trilobites:


Y cómo no,también en El Bierzo, se pueden encontrar en rarísimas ocasiones trilobites facópidos, en general de tamaño medio-grande, a juzgar por el tamaño de algunos cefalones. La matriz es diferente a la de sus análogos de la provincia de León:

 

Los cefalones destacan por el tamaño y el nivel de detalles, especialmente las lentes oculares de sus ojos compuestos esquizocroales  diseñados para captar la abundante luz de los fondos marinos recifales:

 

Eran trilobites dotados de una gran movilidad, lo que les permitió colonizar las plataformas continentales de los paleocontinentes, alcanzando un considerable tamaño medio, como ocurre con los ejemplares del devónico de Marruecos. Un ejemplo de flexibilidad es este ejemplar berciano:


Su elasticidad les permitía, como hemos visto en anteriores ejemplares, una capacidad de enrollamiento que se atribuye a fines defensivos, como respuesta a los cada vez más frecuentes depredadores:

 

En próximas entradas os hablaré de otras especies de trilobites devónicos de este mismo periodo, que compartían hábitat con Phacops, formando parte del abanico de especies de los fondos marinos del Devónico.