XII CURSO DE VERANO DE LAS UNIVERSIDADES DE LEÓN Y DE VIGO

domingo, 3 de septiembre de 2023

CUANDO LOS FÓSILES SON SILLARES: LA PIEDRA OSTIONERA EN CÁDIZ

Este verano estuve visitando la costa gaditana y, como no, la bella ciudad de Cádiz. Sus encantos son múltiples por su posición isleña, por su larguísima historia y por el encanto de sus callejuelas que acaban en el mar. A los que nos gustan las "piedras" hay algo que nos llama poderosísimamente la atención: los edificios y sus sillares. Aquí muestro los característicos sillares que forman las gruesas columnas de la antigua catedral o catedral Vieja de Cádiz, hoy parroquia de Santa Cruz.


Llama la atención que en todos las bloques de piedra hay numerosos restos fósiles de conchas de los géneros Pecten,  Cardium, etc... Resaltan por su color blanco entre el cemento parduzco que los une:


Se trata nada más y nada menos que de la famosa "piedra ostionera", responsable de la mayoría de las construcciones históricas de la ciudad de Cádiz y que se viene usando para la construcción desde la época de los fenicios, es decir, desde los albores de su fundación.Esta piedra forma toda la estructura de la catedral de Cádiz, que se cubrió parcialmente de mármol de Carrara en la época de máximo esplendor colonial de la ciudad, allá por el siglo XVIII:


Todo aquello donde no llegó el dinero está formado por piedra ostionera y, como se vé , el recubrimiento de mármol quedó sin acabar! . La piedra ostionera es de gran dureza y se extrae cuando está húmeda, recién compactada por la acción del mar y la compresión de los sedimentos. En alguans zonas de la costa pueden verse antiguas zonas de extracción de la piedra ostionera:


Gracias a ella se han podido construir desde la más remota antigüedad muchos edificios, como el antiguo teatro romano de Cádiz:


 


Pero esta piedra, al estar formada por caparazones y conchas de moluscos, se va "desmoronando" con el paso del tiempo y la exposición a la intemperie. Este efecto se pone de manifiesto al visitar el interior de la Catedral de Cádiz: grandes mallas cuelgan de las altas bóvedas para impedir que los fragmentos caigan sobre los visitantes!


En las escaleras que suben  a las bellas torres neoclásicas pueden verse con detalle los sillares:


Los materiales de las columnas son de mármol de diferentes tonalidades y bellos contrastes, como se aprecia en este sillar:

Está claro que en  Cádiz desde tiempo inmemorial han sabido sacar partido de esta "piedra con fósiles" para construir sus monumentos. Por si no había quedado claro, en esta escuela de Cádiz han plasmado en el patio del colegio las profesiones que más valoran las niñas gaditanas! Y hay una que tiene bastante que ver con el tema....